DOI: https://doi.org/10.34070/rif.v7i1


30
Vol. 7 No. 3, (2019): Revista de Investigación, Formación y Desarrollo:

Generando Productividad Institucional, (Diciembre 2019)




LA FORMACIÓN PERMANENTE DE LOS DOCENTES UNIVERSITARIOS
PARA EL LOGRO DE UNA CULTURA PROFESIONAL PEDAGÓGICA


The Permanent Training of University Teachers for the Achievement of a

Pedagogical Professional Culture

Alina María Cuadréns Villalón, Dra. C.
Universidad de Oriente, Cuba

https://orcid.org/0000-0002-5227-3655
alinacv@uo.edu.cu

Jorge Montoya Rivera, Dr. C.
Universidad de Oriente, Cuba

https://orcid.org/0000-0002-7139-2692
jmontoyar@uo.edu.cu

Teresa Montoya Hernández, MsC.
Instituto Superior Minero Metalúrgico de Moa

“Dr. Antonio Núñez Jiménez”, Cuba
https://orcid.org/0000-0002-5402-9517

tmontoya@ismm.edu.cu

Palabras claves: Formación de los Docentes Universitarios, Formación, Profesional
Permanente, Cultura Profesional Pedagógica. Recibido: 10 de septiembre de 2019

Keywords:
University Teacher Training, Training, Permanent Professional, Pedagogical
Professional Culture. Aceptado: 17 de octubre de 2019

RESUMEN

En este trabajo se indaga e interpreta el proceso de formación profesional permanente de los docentes universitarios,
el cual sugiere una valoración epistémica y praxiológica que propicie el reconocimiento y validez en la transformación
universitaria. Las propuestas y estrategias de formación de los docentes universitarios desde la perspectiva de una
formación a la cual los teóricos han llamado permanente no se garantiza sólo a través de su formación inicial, sino
que debe continuar desde su propia actividad profesional en el contexto educativo, y estar en correspondencia con
las necesidades de la sociedad en que se desenvuelve. Este proceso de formación profesional permanente de los
docentes universitarios contribuye a eliminar las barreras epistemológicas y praxiológicas del proceso de formación
permanente y contribuye al logro de una cultura profesional pedagógica.

ABSTRACT

This work investigates and interprets the process of permanent professional training of university teachers, which
suggests an epistemic and praxiological assessment that encourages recognition and validity in university
transformation. The proposals and training strategies of university teachers from the perspective of a training that
theorists have called permanent is not guaranteed only through their initial training, but must continue from their own
professional activity in the educational context, and be in correspondence with the needs of the society in which it
operates. This process of permanent professional training of university teachers helps to eliminate the epistemological
and praxiological barriers of the process of permanent training and contributes to the achievement of a pedagogical
professional culture.

La Formación Permanente de los Docentes Universitarios para el Logro de una Cultura Profesional Pedagógica


31
Vol. 7 No. 3, ISSN 1390-9789, Diciembre de 2019


INTRODUCCIÓN

La problemática de la transformación universitaria adquiere en el mundo de hoy una relevancia especial ya que se trata
de dar un salto cualitativo en los diversos procesos sustantivos que propician el avance y desarrollo socio-cultural.

Este proceso emergió en la sociedad contemporánea como resultado de la búsqueda de alternativas a los problemas
perentorios de la humanidad y con ello el de la educación universitaria como una vía expedita que dinamiza la solución
de la formación humana y cultural de los hombres.

En tal sentido, se requiere una transformación universitaria que sea expresión del proceso social complejo que se
desarrolla en diferentes contextos, y donde se alcanzan diversas connotaciones por parte de los actores y gestores
sociales, de acuerdo a los niveles y ámbitos en término de las necesidades sociales e individuales, de acuerdo con el
contexto donde se desenvuelve y desarrolla el profesional de la educación universitaria.

Desde esta perspectiva a lo largo del trabajo se indaga e interpreta el proceso de formación profesional permanente
de los docentes universitarios, el cual sugiere una valoración epistémica y praxiológica que propicie el reconocimiento
y validez en la transformación universitaria.


DESARROLLO

Formación de los docentes y la realidad de la transformación universitaria.

Un aspecto de gran significación dentro del estudio de la educación universitaria lo constituye el proceso de formación
de profesionales, el cual ha sido objeto de estudio por diferentes investigadores, tales como Fuentes, H. (1997), Addine,
F. y Batista, G. (1999), entre otros, quienes aportan aspectos significativos desde el punto de vista teórico pedagógico
a la interpretación de esta formación. Se hace necesario, sin embargo, continuar significando esta formación de
profesionales en el contexto de la educación universitaria en constructos teóricos que permitan consolidar aun más la
comprensión de las múltiples relaciones que les son propias y que han de aflorar sobre la base de la investigación.

La Educación Posgraduada del personal docente universitario, a partir de la preparación constante, constituye uno de
los elementos básicos que sustenta el sistema educacional de cualquier nación, expresado como resultado de las
profundas transformaciones que en el orden económico, político y social ha desarrollado la sociedad actual, con miras
a la trascendencia, la consecutividad y prolongación de su profesión, máxime si el contexto pedagógico donde laboran
está a tono con los cambios ya apuntados anteriormente que obedecen a lo que se llama transformación universitaria.
En la actualidad la relación entre la educación y la cultura constituye una vía expedita, idónea y eficaz para la
preparación, formación y desarrollo de los docentes de la Educación universitaria, a partir de la cual han de tenerse en
cuenta los cambios sociales que se suceden en la contemporaneidad.

Ello está relacionado con el proceso de reestructuración económica, política e ideológica que a nivel global acontecen,
todo lo cual está también en correspondencia con las necesidades de nuevas perspectivas de intercambio en el
contexto internacional, lo que precisa la búsqueda de una nueva posición en el proceso de formación y desarrollo de
los docentes de la Educación universitaria, con énfasis en la consolidación y actualización de los conocimientos,
habilidades, valores y valoraciones requeridos para un actuar eficiente.

La Pedagogía y la Didáctica constituyen ciencias que han de solucionar en el orden epistemológico y praxiológico todo
el proceso de formación de los docentes de la Educación universitaria, en aras de poder destacar una interpretación
racional de la preparación y actualización de los docentes universitarios en el ejercicio de su profesión; ante todo porque
en los últimos años del siglo XX y principio del XXI existe una situación bastante crítica en la Educación universitaria a
nivel mundial, y en especial en América Latina y el Caribe, donde se requiere dar soluciones a los problemas perentorios
que se evidencian en la mayor parte de los sistemas educacionales de la región.

Las Ciencias Pedagógicas también han de dar respuestas convincentes a los acontecimientos que son expresión de
la relación dialéctica entre la Universidad y la sociedad, y es que al considerar el carácter objetivo del proceso de
transformación universitaria, este se constituye en un procedimiento sustancial para la construcción del pensamiento
científico, el desarrollo de la soberanía cognitiva y científica, la participación activa de todos sus actores y gestores, los
nuevos valores socio-profesionales y culturales, así como los mecanismos y procedimientos que propician el
desenvolvimiento y profunda transformación estructural, entre otros que dan significado y sentido.

Alina María Cuadréns Villalón, Dra. C. - Jorge Montoya Rivera, Dr. C. - Teresa Montoya Hernández, MsC.


32
Vol. 7 No. 3, ISSN 1390-9789, Diciembre de 2019

Es por ello que la transformación universitaria se establece como proceso de cambio en la construcción de la nueva
sociedad que enfrentar los desafíos y dificultades que existen en la nueva conformación política, socioeconómica,
cultural y educativa.

Por lo que desde este enfoque se connota el valor de la transformación universitaria, siendo así entonces es
indispensable considerar los cambios estructurales necesarios dentro del sector académico, en tanto que ello urge
como una necesidad desde un punto de vista del reto de adecuarse y actualizarse ante las transformaciones
acontecidas, y por demás esta transformación al dirigirse de forma consciente y profunda, es capaz de lograr
verdaderos cambios en el contenido y la forma de lo universitario, como máxima expresión del acontecer real de la
Educación universitaria. Las instituciones de educación universitaria se encuentran abocadas a dar una mayor
significación a la formación académica, investigativa, extensionista y laboral ya que los sujetos que hoy se encuentran
asumiendo la práctica universitaria han de estar atemperados a los cambios que ocurren a nivel socio-cultural, y por
ende en el orden político, ideológico, económico.

Es por eso que una cuestión esencial que no escapa de lo anteriormente planteado lo constituye la formación
profesional permanente de los docentes de la Educación universitaria quienes deben mejorar su preparación en función
de la calidad educativa, por lo que prestar atención a esta formación constituye una urgencia impostergable en la
contemporaneidad.

De ahí la indagación de nuevos enfoques y esfuerzos científicos desde diferentes investigaciones teóricas para
determinar una preparación más efectiva y eficiente en los docentes de la Educación universitaria, para poder lograr
en los marcos de las nuevas transformaciones una mayor sensibilidad y motivación hacia la profesión, así como
explotar sus potencialidades y actitudes en la consecución de los objetivos de su actuación en la práctica pedagógica,
pues su constante actualización conlleva a nuevas formas de saber, hacer, convivir y ser.

Como se postula en la concepción de la condición humana establecida por Fuentes, H. (2008), por lo que ha de
considerarse la necesidad de una formación profesional permanente en los docentes universitarios que abarque su
actuación desde lo proyectivo y lo prospectivo en los derroteros de la transformación universitaria.

Hoy uno de los debates en las Ciencias Pedagógicas se circunscribe en las relaciones entre: Educación universitaria
para toda la vida, Educación universitaria de postgrado, Formación permanente y Formación postgraduada, sin
embargo aún quedan muchos aspectos epistemológicos que no dilucidan, en toda su extensión, el nivel relacional entre
estas categorías.

Y es por ello que se requiere llevar a cabo un estudio que permita concretar las interrelaciones que existen entre estos
conceptos de validez en la Educación universitaria contemporánea teniendo en cuenta la transformación universitaria,
lo cual conlleva a que se realicen investigaciones en esta dirección para poder significar los aspectos análogos y
diferentes que direccionan a cada uno de estos procesos. Es indiscutible que para tener una noción epistémica concreta
de los conceptos antes mencionados se requiere atender a la categoría de formación, la cual tiene su connotación
desde la Filosofía y otras ciencias como la Psicología y la Pedagogía, donde en esta última existen diversos criterios.

Fundamentalmente aportados por diferentes autores que han considerado a la formación como un proceso en el cual
se adquiere fuerza en los estudios pedagógicos actuales, máxime si las miradas trascienden a considerarla como la
categoría que es propia de las Ciencias Pedagógicas y se encamina a resignificar la creación de un tipo de hombre de
acuerdo a determinados ideales, objetivos y fines sociales.

Además de los estudios recientes, se asume esta categoría desde una perspectiva más sólida, como lo estipula
Fuentes, H. (2008), quien desde sus consideraciones teóricas, de la Pedagogía de la Educación universitaria, hace
alusión a los aspectos epistémicos que dan concreción a su propia esencia por ser un proceso de humanización, de
creación de un tipo de hombre en un contexto socio-cultural históricamente determinado.

Por tanto, la formación en sentido general, favorece la revelación de toda esa vida interior y exterior que lleva en sí el
hombre. Este concepto destaca la dimensión humana de la Educación universitaria. Cuestión de validez, ya que el
hombre hay que formarlo. Es decir, hay que dotarlo de conocimientos, habilidades, valores, valoraciones, y sobre todo
de un significado y sentido de la vida que contribuya a perpetuar su existencia en la sociedad.

Una cuestión especial en los marcos de la comprensión de la formación en las Ciencias Pedagógicas lo constituye la
formación profesional permanente de los docentes universitarios. Según las consideraciones de Fuentes (2009), se
asume a la misma como el proceso social de preparación y conformación del sujeto, referido a los fines precisos para
su desempeño en el ámbito académico.

La Formación Permanente de los Docentes Universitarios para el Logro de una Cultura Profesional Pedagógica


33
Vol. 7 No. 3, ISSN 1390-9789, Diciembre de 2019


Por tanto constituye un proceso formativo que tiene lugar en las instituciones de la Educación universitaria, orientado
a que los estudiantes obtengan conocimientos, habilidades, actitudes, valores culturales y éticos, contenidos en un
perfil profesional y que corresponda a los requerimientos para un determinado ejercicio de la profesión de educar y
enseñar.

Por otro lado, también coinciden en apuntar que la formación de los profesional de la Educación universitaria en sentido
general, constituye el proceso de transferencia de conocimientos, habilidades, valores y valoraciones en instituciones
especializadas, donde el proceso de enseñanza-aprendizaje alcanza cada vez niveles superiores en dichas
instituciones educativas, dando lugar a un aprendizaje autodidáctico.

Esta investigación es del criterio, que sin lugar a duda, la formación de los docentes universitarios de la Educación
universitaria en las actuales circunstancias se realiza no solo en dichas instituciones especializadas, sino también, en
el propio lugar de trabajo, por lo tanto, ha de considerarse este proceso formativo en la etapa en que ya son docentes
universitarios. Pues en las instituciones educativas donde laboran adquieren los contenidos culturales indispensables
para ejercer la profesión, por lo que los escenarios de aprendizaje también son dichas instituciones.

Lo cual desemboca en nuevas exigencias en la formación, sin embargo la actualización pedagógica y didáctica de los
docentes universitarios está alejada de su propio contexto educativo, cuestión que ha sido criticada por autores como
Addine, F. y García, G (1999), quienes con profundos análisis se han adentrado en el tramado de relaciones en torno
a los que se considera formación permanente.

Si bien las críticas se han realizado por no considerar al contexto educativo como una posibilidad de la actualización
del docente universitario, aún se continúan manteniendo los mismos presupuestos epistémicos en esta etapa de
transformación universitaria, donde esta última ha de ser asumida, como acción y efecto de transformar y
transformarse.

Para estos investigadores implica la concurrencia de las externalidades e internalidades de los sujetos-objetos, que en
el caso de las organizaciones sociales como las instituciones universitarias, involucra el encargo social y la
intencionalidad y disposición de la comunidad universitaria para cumplir con dicho encargo.

Ello quiere decir que urge considerar a la formación de los docentes universitarios de la Educación universitaria desde
la perspectiva de una nueva estrategia formativa permanente en el contexto educativo, para lograr una cultura
profesional pedagógica.

De ahí que en la actualidad se continúe con las propuestas y estrategias de formación de los docentes universitarios
desde la perspectiva de una formación a la cual los teóricos han llamado permanente ya que la preparación del docente
universitario no se garantiza sólo a través de su formación inicial sino que debe continuar desde su propia actividad
profesional en el contexto educativo, y estar en correspondencia con las necesidades de la sociedad en que se
desenvuelve.

Sobre la Educación Permanente, en las investigaciones se hace énfasis en lo relacionado con el aprendizaje, su
carácter consciente y deliberado, que trasciende los años de formación inicial y debe responder a las exigencias
actuales y perspectivas. A esto Tünnerman (2003) lo valora como las raíces ontológicas de la Educación Permanente
y tiene en cuenta además su proyección como filosofía, en tanto “inspiradora, iluminadora y orientadora de la acción”.

Al formarse en su carácter permanente están en mejores condiciones para el autoperfeccionamiento constante y para
formar a los educandos bajo los preceptos de un aprendizaje permanente, como aspectos sustanciales a tener en
cuenta durante la transformación universitaria.

A pesar de la reconocida importancia de la Educación Permanente del docente universitario vale destacar, desde el
currículo la necesidad de elevar la profesionalidad del docente, cuestión importante para la formación inicial y su
seguimiento en la continua, más que en la permanente.

Posición que no puede desdeñarse ya que la formación profesional permanente constituye un proceso que permite la
continuidad de la actualización y por demás debe ser enfrentada por las instituciones educativas que tengan en su
encargo social dinamizar el proceso formativo de los docentes universitarios en ejercicio.

Por la importancia que este proceso reviste, esta investigación es del criterio que desde el punto de vista teórico-
pedagógico ha de ser fundamentada la interpretación de esta formación profesional permanente sobre la base de los
intereses e intenciones de modernización cognoscitiva de los profesores para poder acometer las tareas pedagógicas
y didácticas que se requieren para lograr un alto desempeño en la profesión, sin embargo.

Alina María Cuadréns Villalón, Dra. C. - Jorge Montoya Rivera, Dr. C. - Teresa Montoya Hernández, MsC.


34
Vol. 7 No. 3, ISSN 1390-9789, Diciembre de 2019

En lo que respecta a todo el tramado de relaciones indispensables que se necesitan para lograr un proceso de
formación permanente de los docentes universitarios aún se carece de un constructo teórico que tipifique la lógica del
proceso como una dimensión mayor en el orden epistemológico, praxiológico y metodológico, y que esté vinculado a
la orientación formativa permanente y su concreción en un contexto de formación, cuestión que genera una
contradicción que limita el buen desenvolvimiento de las actividades de la formación profesional permanente.

Desde esta perspectiva, se pasa a un aspecto importante dentro del proceso de formación profesional permanente de
los docentes universitarios, que si bien las investigaciones hacen referencia a la misma es limitada la intencionalidad
de la continuidad de esta formación, pues es necesario capacitarlos para asumir el proceso de enseñanza aprendizaje
en los contextos universitarios diversos.

La formación profesional permanente da cuenta, entonces, del necesario perfeccionamiento y autoperfeccionamiento
de los docentes universitarios, al tener en cuenta su perdurable crecimiento personal. Lo permanente trasciende, en
tanto se concibe como un proceso inherente a la práctica pedagógica y la teoría sistematizada de los docentes
universitarios que se desempeñan en las instituciones educativas universitarias.

Ahora bien para dar cuenta de la formación profesional permanente desde la perspectiva asumida en esta investigación
con miras a la transformación universitaria se ha denotado el carácter relacional de esta formación con el proceso de
la cultura profesional pedagógica.

Cuestión aún insuficientemente abordada por los investigadores ya que es indispensable que las nuevas necesidades
educativas conduzcan a un cambio en lo orientativo cultural de los docentes y el carácter pedagógico profesional para
el proceso de formación profesional permanente en los docentes universitarios en las instituciones educativas, en aras
de prepararlos científica, técnica y metodológicamente para que desarrollen la capacidad transformadora
profesionalizante y con ello lograr el desarrollo de una cultura profesional pedagógica.

Lo anteriormente es posible si la formación profesional permanente se establece en relación con el encargo social de
las instituciones educativas, las cuales deben realizar un trabajo sistematizado en lo formativo que esté centrada en
una formatividad que permita una orientación y organización formativa permanente del docente universitario en su
contexto, en tal sentido se manifiesta una contradicción por parte de estas instituciones formativas.

Pues aún el trabajo que acometen se encuentra descentralizado, desfasado y no se logran cambios en los centros
universitarios por disgregarse las necesidades de superación del docente de la Educación universitaria con las propias
proyecciones de la institución educativa, la cual está en el deber de planear y organizar la preparación constante del
docente universitario y comprender la importancia del contexto de superación formativa en el proceso de formación
profesional permanente.

La importancia de la formación profesional permanente y el reconocimiento de su impacto actual y hacia el futuro en la
transformación universitaria para lograr el desempeño profesional pone su énfasis en la cultura profesional donde se
revelen la existencia de la sistematización de actividades organizativas gestoras que han de conformar esta superación
profesional desde la perspectiva pedagógica de como proceso inherente a la institución educativa.

Así como las relaciones dialécticas que entre ellos se establecen en función de lograr la estabilidad y pertinencia de la
formación profesional permanente en un contexto de superación formativa.

Es válido reconocer que a este proceso de formación profesional permanente de los docentes universitarios tenga en
si procesos orgánicos, integrales y con carácter de sistema, pero es significativo advertir el comportamiento
interrelacionado de los componentes fundamentales de ellos desde el carácter de continuidad y consecutividad por
parte de las instituciones educativas encargadas de establecer estrategias de formación que permitan sumar
conscientemente a los docentes universitarios a este proceso de superación.

La formación profesional permanente del docente universitario se desarrolla en un proceso único de autoeducación en
la que debe intervenir entonces la institución educativa de forma activa como agente socializador responsabilizado con
la formación de los docentes universitarios.

Desde esta perspectiva el docente universitario requiere de la institución educativa de una orientación y una
movilización de sus intereses, motivaciones y preocupaciones que se encuentren en relación con la autoeducación,
autotransformación y autoformación, sin embargo ello no puede dejarse al libre albedrío de los docentes universitarios.

Es menester adoptar estrategias viables de formación en la institución educativa que compulsen la capacidad
autotransformadora profesionalizante del docente universitario.

La Formación Permanente de los Docentes Universitarios para el Logro de una Cultura Profesional Pedagógica


35
Vol. 7 No. 3, ISSN 1390-9789, Diciembre de 2019


Como se puede apreciar se requiere entonces de un proceso formativo que destaque la actividad de dirección de la
institución universitaria para concentrarse en los docentes universitarios y en el autoaprendizaje de los mismos sobre
la base de una orientación sociocultural.

Se requiere también de un carácter flexible que supere la extendida costumbre de pensar en términos de escenarios
de preparación únicos, especializados; ahora bien en la indagación realizada no se cuenta con un diseño previo
adaptable que no contenga posibilidades de riesgos o errores. En tanto pueden surgir situaciones nuevas e imprevistas
que obligan a la operatividad diaria que identifica la ordenación a seguir desde los procesos inherentes a la formación
profesional permanente, siempre que interrelacione lo individual y lo social.

La cultura profesional pedagógica como proceso tiene su existencia a partir del sistema de relaciones entre los sujetos
sociales conscientes, que como docentes, resignifican el objetivo esencial y los métodos para alcanzar las finalidades
propuestas en la formación profesional permanente. Este aspecto es de gran significación si se comprende que el
proceso de formación profesional permanente, ha de regular el funcionamiento de todo el sistema de superación en la
institución educativa, cuestión que es poco dilucidado en las construcciones epistémicos asumida por los autores.

De ahí la consideración de carácter científico de valorarse este proceso desde la teoría de la cultura pedagógica, pues
si se tiene en cuenta la realidad estructural de la superación profesional. Entonces hay que con notarla de acuerdo a
los derroteros de la necesaria transformación universitaria en las instituciones educativas hacia el logro de la
generalización.


CONCLUSIÓN

El proceso de formación profesional permanente de los docentes universitarios en la institución formativa en
su singularidad en los marcos de la transformación universitaria, evidencia insuficiencias teóricas que justifican
la necesidad de su reconstrucción conceptual para establecer la lógica integradora que dinamiza los nexos
entre los procesos que lo conforman, a la vez que también se denotan dificultades en el protagonismo y la
pertinencia de las instituciones educativas universitarias.

Como expresión situacional de la transformación en la Educación universitaria. Todo lo cual apunta a un
proceso de formación permanente de los docentes universitarios que contribuya a eliminar las barreras
epistemológicas y praxiológicas de la cultura profesional pedagógica.

Como resultado de la fundamentación teórica del proceso de formación profesional permanente de los
docentes universitarios y la cultura profesional pedagógica, se reconoce la importancia para modelar un
proceso dinámico con la participación de todos los sujetos implicados, toda vez que se determinen las
relaciones dialécticas que emergen del proceso.

Los cuales adquieren su máxima expresión en este entramado de relaciones que darán cuenta de un mayor
nivel de esencialidad y dinamización del proceso de formatividad permanente en la educación superior.


BIBLIOGRAFÍA

1. Addine Fernández, F. y García Batista, G. (1999). Formación permanente y profesionalización del docente en
Cuba. Curso pre-evento. La Habana: Pedagogía’99, Cuba.

2. Fuentes, H. y Mestre, U. (1997). Los procesos curriculares de postgrado: una necesidad del tercer milenio. En:
Nómadas ISSN: 0121-7550 (7), septiembre, pp. 217-225. (En línea). Disponible en:
www.redalyc.or/pd/1051/105119090 17.pdf (Consultado el 9 de agosto de 2015).

3. Fuentes González, Homero Calixto. (2008). El proceso de investigación científica orientado a la investigación
en ciencias sociales (soporte digital).

4. Tiburcio Moreno Olivos. (2009). Didáctica de la Educación Superior. (Soporte digital).
5. Tunnerman Bemheim, C. (2003). La universidad latinoamericana ante los retos del siglo XXI. Unión de

Universidades de América Latina, AC Colección ADUAL. México: Ciudad Universitaria.
6. Tiburcio Moreno Olivos. (2003). La Educación superior en el umbral del siglo XXI.