Resumen

La preparación del maestro para la realización del proceso de diagnóstico integral de los escolares resulta de gran importancia en la didáctica actual; este constituye su principio básico. El objetivo general de la propuesta radica en la identificación de dimensiones, indicadores y exigencias para la realización efectiva del diagnóstico integral de los escolares. Los principales resultados consisten en una caracterización más amplia de las funciones básicas del maestro, de manera que el proceso de diagnóstico integral del escolar constituya: el primer momento de la función orientadora, al exigir la caracterización psicopedagógica y el pronóstico pedagógico; el centro de la actuación de labor investigativa y de superación del maestro, al demandar la identificación y jerarquización de los problemas del alumno desde la escuela, y en estrecho vínculo con la familia y la comunidad, el análisis crítico de las regularidades durante la aplicación del diagnóstico, la actitud indagadora para explorar la personalidad del alumno, y la constante búsqueda y actualización teórica sobre el tema del diagnóstico del escolar, y finalmente, la brújula de la labor docente-metodológica, al establecerse una estrecha relación entre el diagnóstico y los componentes del proceso que orienta la planificación, ejecución, control y evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje.